Child Theme para Wordpress.

Child Theme: cómo, cuando y por qué instalarlo en tu WordPress

Un child theme (también conocido como “tema hijo”) es algo que todo el que utiliza WordPress debería, bajo mi punto de vista, al menos conocer y saber que existe desde un principio antes de crear un sitio web o un blog con esta plataforma.

Más que nada, porque un child theme puede tener unas ventajas muy interesantes. Si sabes lo que es, podrás valorar si usarlo o no en tu proyecto.

Sin embargo, para muchas personas es un gran desconocido (por no decir que les suena a chino mandarín).

Es más, es fácil que en estos momentos tú mismo te estés preguntando…

“¿Child Themes? ¿Qué narices es esto de los child themes? Jose, a mi háblame en cristiano, por favor”.

Ok. Hablemos en cristiano entonces…

 

¿Qué es un child theme?

Como te he dicho antes, un child theme es también conocido como un tema hijo. De hecho, es su traducción literal al castellano.

¿Qué quiere decir que es un tema hijo?

Pues, igual que un hijo desciende de su padre y tiene rasgos físicos o ADN en común con él, un tema hijo en WordPress proviene de otro tema padre y hereda la estructura del mismo.

Peeeeero tiene la salvedad (y aquí está la gracia de usar un child theme) de que puedes configurar y personalizar de una manera diferente este tema hijo sin alterar el código del padre.

Porque los hijos se pueden parecer a sus padres… pero no suelen ser iguales. ¿Cierto? 😉

En otras palabras: puedes modificar solamente partes de la estructura que te interese en un tema nuevo sin tener que tocar el código de la plantilla original.

Por si aún no te ha quedado muy claro, voy a explicártelo de otra manera más didáctica…

Imagina que estás en el instituto (que tiempos aquellos…)

En uno de tus libros de texto, necesitas hacer una serie de anotaciones con cosas explicadas en clase por tu profesor. Es decir, quieres hacer unas modificaciones en este libro.

Haces estas anotaciones en el libro original con tu boli Bic cristal que escribe normal (de nada por la publicidad gratuita).

Hasta aquí todo bien. Pero…

Ejemplo de un libro con un tema hijo de WordPress

Al día siguiente tu profesor te dice que se ha equivocado en su explicación y que esto que ayer te explicó de una forma es en realidad de otra.

¡Horror! Si tu has escrito la nota en tu libro original y ahora no lo puedes cambiar.

Pero… ahora imagina que has sido precavido y has realizado las anotaciones en una fotocopia.

¿Algún problema?

¡Para nada! Bastará únicamente con hacer otra fotocopia al original y copiar las nuevas anotaciones en la nueva fotocopia.

¿Ves por donde voy y por qué puede serte útil implementar en tu WordPress un tema hijo en el que hacer las modificaciones o personalizaciones de tu diseño web?

 

¿Por qué instalar un child theme en tu WordPress?

Existen varios motivos por los que resulta interesante crear un child theme en tu WordPress. Paso a contarte uno a uno cuáles pueden ser…

 

1# Protección frente a actualizaciones del tema padre

Si quieres realizar modificaciones para adaptar el tema a tu gusto, al crear un tema hijo estarás protegiendo todo lo que modifiques en futuras actualizaciones del tema padre.

En caso contrario (haciendo las modificaciones directamente en el código del tema original), si en algún momento tienes que hacer una actualización del tema, los cambios de código que hayas realizado en el mismo se perderán.

Bajo mi punto de vista, esta es la gran ventaja de los child themes, ya que te quita muchos quebraderos de cabeza en el futuro.

Aunque, en honor a la verdad, también hay que contar que ya hay muchos temas que dejan un apartado en el panel de administración de WordPress para que metas el código CSS personalizado sin necesidad de que tengas que hacer un tema hijo.

Pero, si tu tema no cuenta con esta opción, el Child Theme es la solución a tus problemas en este sentido.

 

2# Desarrollar un tema personalizado de manera mucho más rápida

Es obvio que crear un tema hijo es una manera mucho más rápida de crear un tema “original y exclusivo” para tu WordPress que hacerlo desde cero.

Con este método, aprovechas todas las características que te interesen del tema padre, escribiendo únicamente el código nuevo de las modificaciones (con el consecuente ahorro de tiempo para ti que esto supone).

 

Desventajas del uso de child themes

Como dice el refrán, no todo el monte es orégano. Y en el caso de los child themes no es una excepción.

Usar estos temas hijo también tiene algunas desventajas que debo contarte.

De esta forma, obtendrás una visión más global de todo y serás tú (valorando pros y contras) el que finalmente se decida por utilizarlos o no en tu sitio web.

 

1# Afecta negativamente al rendimiento de tu sitio web

Al tener que realizar una llamada en su hoja de estilos a la hoja de estilos del tema padre, el uso de un child Theme en tu WordPress siempre supondrá un pequeño retardo adicional en el tiempo de carga de tu sitio web.

Normalmente, no será un retardo mayúsculo o demasiado notable. Es más, puede que no notes la diferencia a simple vista.

Pero, como dicen en Galicia con las meigas, haberlo “haylo”.

2# Para crear un buen child theme y mantenerlo, necesitarás de un profesional

Crear un child theme es fácil (de hecho, voy a enseñarte a hacerlo en el siguiente apartado) 😉

Crear un buen child theme no lo es.

Si quiere hacer un diseño por tu cuenta muy personalizado mediante un tema hijo y estás dispuesto a empaparte de código CSS o PHP… adelante con ello.

En caso contrario (el más frecuente), deberás delegar tu tarea de diseño y desarrollo web en un profesional.

Eso sin contar que, una vez te entreguen el trabajo, si quieres realizar ciertas modificaciones concretas por ti mismo y no tienes ninguno de los conocimientos citados dos párrafos más arriba te va a ser imposible hacerlo (a menos, como te he dicho antes, que aprendas CSS y PHP).

Y, por tanto, tendrás que volver a llamar al desarrollador web en cuestión para que te realice los cambios pertinentes, con el consecuente coste que esto te suponga.

 

Cómo instalar un child theme en WordPress paso a paso

Llegados hasta este punto, ya tendrás claro si quieres o no implementar un child theme en tu WordPress.

En el caso que hayas decidido que sí, quiero enseñarte cómo puedes crear este child theme paso a paso en unos pocos minutos.

 

1# Crea la carpeta de tu tema hijo

El primer paso es tan sencillo como ir a tu alojamiento web y crear la carpeta que va a contener tu child theme.

Pero…¡atención!

No debes crearla en cualquier sitio que a ti te parezca bien, sino que la debes generar en wp-content/themes.

Te aconsejo que le pongas un nombre que identifique perfectamente que se trata de un tema hijo.

Para este ejemplo, vamos a utilizar como tema padre el tema por defecto de WordPress Twenty Sixteen, por lo que llamaré a mi tema hijo twentysixteen-child.

Crear carpeta del child theme en WordPress

Aunque, por supuesto, esto no es obligatorio y le puedes poner el nombre que tú veas conveniente.

 

2# Crear la hoja de estilos del child theme

Ahora es el turno de crear en un bloc de notas o en cualquier otro programa de edición de código (por ejemplo, Notepad o Sublime Text) la hoja de estilos de nuestro hijito.

Es obligatorio que el fichero en cuestión comience con estas líneas. De lo contrario, no te va a funcionar.

Siguiendo con el ejemplo, la hoja de estilos que debes crear debe ser algo como esto:

Hoja de estilos de child theme para WordPress

 

Presta especial atención a la línea “Template”. Ahí deberás poner el nombre exacto del tema padre (o, lo que es lo mismo, el nombre exacto de la carpeta que lo contiene).

Evidentemente, en el ejemplo yo he puesto mis datos.

En tu caso, tú deberás poner lo que tú quieras o corresponda en los campos Theme Name, Theme URI, Description, Author, Author URI, Version y text-domain (este último debe ser el nombre de la carpeta que has creado en el paso anterior).

Y…¡ya está! ¿Ves que fácil ha sido crear un child theme?

Sabrás que te ha funcionado correctamente si, tras crear y guardar el fichero style.css del tema hijo, te vas en tu WordPress a Apariencia – Temas. Si todo hay ido bien, ahí debe aparecer tu nuevo child theme.

Child theme instalado en WordPress

 

3# Edición de ficheros .php del tema padre (opcional)

Si por alguna razón también quieres editar alguna parte concreta del tema padre (cabecera, footer etc.), basta con que copies el fichero .php en cuestión en la carpeta de tu tema hijo y lo edites.

Eso sí, debes seguir la misma estructura que en el tema padre.

Por ejemplo, si el fichero footer.php se encuentra en el tema padre dentro de la carpeta pie, en el child theme tendrás también que crear una carpeta llamada pie y dentro tu nuevo fichero footer.php para el tema hijo.

 

Para finalizar…

Ahora que sabes crear un child theme en WordPress, ya está en tu mano el utilizarlo o no teniendo en cuenta las ventajas e inconvenientes que te he presentado anteriormente.

En mi caso, hay veces que los uso y otras veces que no. Todo depende del proyecto o del grado de personalización que requiera el mismo.

¿Qué te ha parecido todo esto de los child themes?

Anímate a dejar tu comentario un poco más abajo y seguimos hablando.

Imagen | Pixabay

Diseñador web especializado en WordPress y diseño gráfico de imagen corporativa. Desde 2014 trabajo como freelance realizando sitios web para clientes que desean hacer crecer su negocio a través de internet. También te ayudo a través de mi blog escribiendo artículos sobre diseño web, WordPress, diseño gráfico y marketing online.

9 comentarios en “Child Theme: cómo, cuando y por qué instalarlo en tu WordPress

  1. Hola Jose Antonio, quería hacerte una pregunta. ¿Qué plugin me recomiendas para poner un widget de suscripción como el que tu tienes en la sidebar (pero que sea estático)?

    Muchas gracias, buen artículo, no tenía ni idea de este concepto. Aunque no veo totalmente la ncesidad del child theme, si yo tengo un backup de la plantilla.

    Mil gracias y quedo pendiente.

    • Hola Samuel,

      El concepto de backup y el de child theme no tienen nada que ver. Un child theme no te libra de ataques o fallos en tu servidor, por ejemplo. El Child Theme lo que protege son las modificaciones de código que tú hayas realizado en tu tema de WordPress para personalizarlo frente a las actualizaciones del tema original que vayan surgiendo. Nada más.

      En cuanto al widget, pues la verdad es que hay varios muy buenos. Te estaba respondiendo e iba ya por una respuesta demasiado larga, así que he pensado crear un post respecto a este tipo de plugins / widgets en concreto para ayudarte a ti y a más gente que pueda tener tu misma duda.

      Permanece atento durante las próximas semanas. 😀

      Como “aperitivo” a este artículo, te diré que el que yo en estos momentos es Génesis Enews Extended (un plugin / widget específico para el Framework Génesis), pero voy a cambiarlo próximamente, ya que estoy trabajando actualmente en nuevas estrategias y estas nuevas estrategias es más que probable que lleven de la mano cambios en el blog. 😉

      Gracias por pasarte y dejar tu duda.

      Un saludo.

      • Hola José antonio, quedé súper atento a que hicieras ese artículo que me dijiste, pero nunca lo vi; no se si al fin sí lo subiste o definitivamente no.

        Ojalá me pudieras hacer alguna recomendación de plugins para esto que temencioné más arriba,.

        Gracias.

  2. Hola Jose, te cuento que ando trabajando en una página web que estoy haciendo en WordPress, y en este justo momento me doy cuenta por qué es necesario un child theme. Muchas gracias por el post.

    • Hola Samuel,

      Está claro que cuando te pones manos a la obra todo se entiende mucho mejor, tanto la forma de realizarlo como el por qué se realiza… ¿verdad que sí?

      Gracias a ti por ser un lector tan fiel de este blog. Un saludo.

  3. Hola Jose que tal? pues bueno, yo tras un mes haciendo mi web de un thema comprado, me entero por ti de que tengo que crear un child theme… entonces, todo lo que yo he realizado en mi web, tengo que volver a hacerlo de nuevo? vaya sofoco llevo con lo que me ha costado !! ya que es un blog, tienda, y con unas 16 páginas mas de otros temas… que hago ahora?
    muchas gracias de antemano.

    • Hola Nacho,

      A ver… hacer un child theme no es ni mucho menos obligatorio. De hecho, muchas webs y blogs (diría que la mayoría) no cuentan con ningún child theme. Así que no te preocupes y sigue por donde ibas.

      Lo único, que si haces actualizaciones del tema, ten cuidado antes de guardar los ficheros donde hayas hecho modificaciones de código (si es que hay alguno) para luego resubirlos después de la actualización y ya está.

      Gracias a ti por leer y comentar. Un saludo.

Deja un comentario