Consecuencias de crear un blog y una web por ti mismo

7 cosas que te ocurrirán si intentas crear tu web y tu blog por tu cuenta sin tener ni idea

Ahora lo sabes. Es el momento sí o sí.

Después de abrir  los ojos con el anterior artículo en el que te hablaba de los problemas que están frenando el lanzamiento de tu web y tu blog, eres consciente que necesitas desde ya mismo estos dos elementos para:

  • Generar nuevos clientes y ventas para tu negocio.
  • Olvidarte de tareas comerciales presenciales a puerta fría que te privan de un tiempo valioso y no te generan nada más que mala leche y estrés.
  • No dar ventaja a tu competencia que ya está en internet (o, si no está aún, adelantarte a ella y ganarle terreno).
  • Tener tu negocio abierto las 24 horas del día y vender tu solución mientras duermes o mientras haces cualquier otra cosa relacionada con tu vida privada.
  • No ser un “emprendedor dinosaurio” que se queda obsoleto sin plataforma digital.

Pero… ahora puedes estar pasando por la siguiente fase.

¿Y si intento yo mismo crear mi web y mi blog?

Pues por supuesto que estás en tu derecho y puedes hacerlo.

Pero antes de que te decidas a poner en práctica esta decisión, quiero que seas consciente de lo que esto implica…

Y es que, por el camino de este proceso de creación de tu web y tu blog, vas a perderte muchas cosas importantes.

Muy importantes.

Pero no sólo eso.

También va a haber otras cosas que no vas a conseguir por no saber en qué consiste exactamente esto de diseñar una web y un blog.

En este artículo quiero resumirte las principales, para que tomes tu decisión con todas las consecuencias.

Así nunca podrás decir que no te lo advertí antes…

 

1# Perderás rentabilidad en lo que eres realmente bueno

Esto es lo primero que tienes que tener claro.

Si te pones a hacer una web, habrá momentos en los que tendrás inevitablemente que desatender tu trabajo o tu negocio.

La consecuencia directa de esto será algo muy evidente.

Cuando estés creando la web estarás perdiendo dinero. Dinero que generas en una actividad que dominas, en la que eres verdaderamente productivo y que es la que te permite pagar las facturas a final de mes.

Eso sin contar que ese trabajo que estás dejando de lado se te acumulará y nadie lo sacará por ti.

Y..¡sorpresa! Necesitarás muchas más horas de las que tiene el día para poder llevar todo a buen puerto.

Hasta hoy, lo de alargar las jornadas laborales tiene un tope de 24 horas sin dormir ni comer (y no creo que haya humano que soporte trabajar todos los días tantas ¿cierto?).

¿Quieres ser tú el que invente la jornada de trabajo en bucle? Valóralo. 😉

 

2# Desatenderás a tu familia

Siguiendo con lo que te comentaba antes de las jornadas de 24 horas… es inevitable que esto suceda.

Si te pones a aprender todo lo que necesitas para hacer una web y un blog profesional e implementarlo, vas a tener que sacar tiempo de debajo de las piedras como te he dicho antes.

Tiempo que le tendrás que quitar a tus hijos, a tu pareja, a tus padres… a todos los que te rodean.

Con el consiguiente malestar que esto puede provocar en ellos. Como es natural: no entenderán que cuando dejes tu trabajo te pongas a trabajar aún más y se sentirán desatendidos totalmente por ti.

Desatender a tu familia por crear una web y un blog

No podrás asistir a ese partido de fútbol que juega tu hijo el domingo tan importante para él, ni a la función de teatro de tu hija en la que tanto ha trabajado para que la veas y te sientas orgulloso de ella. Tendrás que posponer una vez más (¿cuantos meses van ya?) esa cena romántica con tu pareja.

¿Estás dispuesto a perderte todo esto?

 

3# Olvídate del descanso en tus días libres

Si no deseas eternizar en el tiempo el lanzamiento de tu web y tu blog, te verás obligado a trabajar en tus ratos libres en ello, renunciando a tus relaciones sociales y a las quedadas con amigos o a otros eventos de esta índole.

Sí, ya sé que la cañita del domingo a mediodía es muy importante para ti, que te libera de todo, que una conversación con tus amistades más cercanas te desahoga mucho de todos los problemas de la rutina…

Pero ahora tendrás que hacer una web y tu tiempo entre semana es muy limitado a menos que seas un Supermán que trabaja 24 horas al día…¿recuerdas?

No te va a quedar otra.

 

4# Di adiós a tus hobbies y a desconectar del trabajo

Vuelta a lo mismo.

La web y el blog ocuparán todo tu tiempo de disfrute personal y no podrás practicar aquellas actividades que más te gusta hacer, las cuáles te relajan y te cargan las pilas para afrontar el día a día.

Si te pones a crear una web y un blog, jamás desconectarás por completo del trabajo. Tenlo muy claro.

Sentirás que estás siempre ocupándote de tu vida profesional.

Bueno, no lo sentirás… es que será así.

Estarás trabajando en lo tuyo y lo que no es lo tuyo.

Que quieres que te diga… yo soy del pensamiento de “trabajar para vivir” y no “vivir para trabajar”. Y el trabajar para vivir disfrutando en el proceso a ser posible. 😀

Una vez más… valóralo tú mismo:

¿No descansar y quemarte o delegar y disfrutar un poco de la vida? 🙂

 

5# Prepárate a quebrarte los cascos y a dar palos de ciego

El proceso de creación de una web y un blog conlleva varios obstáculos. Unos previsibles y otros que irán surgiendo sobre la marcha.

Cuanto menos experto en la materia, más numerosos y mayores serán estos obstáculos y, como has decidido avanzar por tu cuenta en esta tarea, estarás sólo ante el peligro.

No te quedará otra que buscarte la vida y sumergirte en la enorme cantidad de información que hay en internet, en libros o en otras fuentes. Unas más o menos buenas, otras más o menos actualizadas.

Lo que es seguro es que acabarás mareado sin saber a cuáles de esos 50 tutoriales que has encontrado debes hacer caso o fiarte, surgirán los dolores de cabeza una vez elijas uno de ellos y lo lleves a cabo, tendrás miles de dudas que no se aclaran bien en la información que has obtenido y frustraciones varias en el camino por no salirte las cosas como quieres ni con la rapidez que deseas.

Frustración al crear una web y un blog

Te lo digo porque, desde 2007 que empecé con esto del diseño web, yo he pasado unas cuantas y he dado muchos palos de ciego hasta saber todo lo que sé ahora.

En tus manos está repetir los errores de otros o saltártelos con su ayuda. 😉

 

6# Derrocharás en cantidades industriales una de las pocas cosas que no se puede comprar

A estas alturas del artículo supongo que ya te habrás dado cuenta de qué te estoy hablando.

El tiempo.

A mi si hay una pregunta que me ha cambiado la vida cuando me enfrentó a la decisión de hacer algo por mi cuenta o no hacerlo es la siguiente que una vez le oí a mi queridísima Isabel Sánchez de Más y Mejor.

¿Cuanto vale una hora de mi tiempo?

Porque podemos comprar muchas cosas pero… ¿tiempo?

No. Desgraciadamente, no podemos comprar más tiempo.

El tiempo es limitado y es uno de los bienes más preciados que tenemos.

Mucho más que el dinero.

El dinero va y viene. Unas veces tendremos más y otras menos, pero siempre podremos conseguir más de una manera u otra.

Nuestro tiempo en esta vida es limitado. No podemos obtener más. El tiempo que pasa, pasa para no volver nunca.

Y lo peor de todo es que no sabemos cuanto nos queda.

Así que cada vez tengo más claro que yo quiero emplear mi tiempo en cosas en las que saco rentabilidad o que me encanta hacer y no perder tiempo en tareas con las que no disfruto.

También que prefiero, si es posible, buscar un acelerador. Por ejemplo, si en aprender algo por mi cuenta tardo 5 años y con un curso o alguien que me lo haga tardo 3 meses… elijo la opción B.

¿Y tú?

 

7# Y pasarás por todo esto para, al final, no obtener los resultados que deseas o acabar abandonando

Sí, esta historia acabará así.

Bueno, a menos que seas un súper genio, claro (que los hay).

Lo más normal es que después de pasar por todo lo anterior, el resultado que obtengas no sea para nada satisfactorio y te aporte más bien poco.

Resultado final de crear un blog y una web por ti mismo

No hablo ya sólo de lo que es la parte puramente de diseño, que también.

Si no que tendrás lo que yo llamo una bonita “web pisapapeles”.

Es decir… Una web y un blog que estarán ahí en internet… y ya.

Nadie los visitará y los pocos que lo hagan, seguramente entren para no volver.

No entrarán clientes. No recibirás presupuestos ni se producirán ventas.

Tanto esfuerzo, dolores de cabeza… para no obtener nada.

¿Sabes por qué?

No, no es porque seas un completo desastre.

Simplemente porque seguramente tu web no estará preparada para ello ya que la has hecho sin saber por qué la haces, por qué pones cada elemento en un sitio determinado o qué pasos tienes que seguir después de tener tu web y tu blog publicados.

 

Para finalizar…

Puede que después de leerme pienses que no puedes llevar a cabo tu idea o que soy un completo cenizo, un aguafiestas y cien mil cosas peores (o puede que pienses ambas).

Pero no. No quiero quitarte tu idea de vender por internet. Todo lo contrario.

Quiero que seas consciente de a qué te enfrentas para que decidas cual es el que tú crees que es el mejor camino a tomar.

Puedes elegir el camino en penumbra: tortuoso, con miles de piedras en el camino, en el que perderás tiempo y dinero y en el que no sabes a ciencia cierta si realmente completarás su recorrido al 100%.

O puedes elegir el camino soleado: más rápido, corto, agradable y con garantía de resultados (a tiro hecho, vamos). Un camino que te mostraré en el siguiente artículo. 🙂

La decisión es tuya.

¿Qué camino estás dispuesto a elegir tú?

Anímate a dejar tu comentario y seguimos hablando. 

Diseñador web especializado en WordPress y diseño gráfico de imagen corporativa. Desde 2014 trabajo como freelance realizando sitios web para clientes que desean hacer crecer su negocio a través de internet. También te ayudo a través de mi blog escribiendo artículos sobre diseño web, WordPress, diseño gráfico y marketing online.

4 comentarios en “7 cosas que te ocurrirán si intentas crear tu web y tu blog por tu cuenta sin tener ni idea

  1. jaja. Muy buen post Jose! De todas formas incluso teniendo un proyecto que funciona me identifico con todos los puntos menos con el último!!!! 😉 A ver cómo sales del atolladero en el próximo post. Un abrazo!!

    • Hola Borja,

      Pues si te identificas tú que eres una persona que más o menos controla del tema… imagínate por lo que puede pasar una persona nueva en esto con pocos o nulos conocimientos y la cantidad de horas de aprendizaje, prubas, errores, frustraciones o dolores de cabeza a las que se puede ver abocado.

      En cada uno esta decidir si deseas pasar por ello o prefieres acelerar el proceso. De eso trata el siguiente post. 😉

      Un abrazo enorme.

  2. Este es un artículo totalmente certero José Antonio.
    Por eso yo pienso que los blogueros del tercer mundo vamos a tener que trabajar 10 veces más, porque para la mayoría de nosotros no están al alcance las herramientas y los servicios de los diseñadores, coachs, plataformas y demás herramientas europeas.
    Hace unos días le comentaba a Borja Girón que para nosotros los de América latina 100€ es mucho dinero si tenemos en cuenta el ingreso del ciudadano común y eso me manda que debo hacer muchas cosas por mi cuenta mientras logro que mi blog produzca ingresos.
    Obviamente que tengo que hacer sacrificios e invertir en herramientas y en proyectos que yo no lograría sacar adelante por la limitación de conocimientos.
    Por eso reconozco la validez de tu post y te lo agradezco.

    • Hola Luis Fernando!

      Está claro (y es totalmente lógico y normal) que si no tienes el suficiente dinero por el motivo que sea, no te queda otra que invertir tiempo. De hecho, yo mismo me he visto en esa situación. Así que entiendo también tu punto de vista perfectamente.

      La cuestión es… ¿cuanto vale todo ese tiempo? ¿No te merecerá quizás más la pena ahorrar unos meses ganando ese dinero con tu trabajo (en el que eres verdaderamente rentable) y después contratar a un profesional que invertir meses en hacerlo por ti mismo perdiendo tiempo y dinero en algo que no dominas? ¿A cuanto está saliendo tu hora de trabajo más el coste de las herramientas que tengas que comprar haciendo todo el trabajo por tu cuenta?

      El objetivo de este post no es convencer a nadie de nada, si no que es que todo el que lo lea sea consciente de lo que le va a conllevar ese camino de hacerlo todo por su cuenta para que valore cual es la mejor opción a elegir en su situación.

      En cualquier caso, también tengo claro que si realmente quieres sacar rentabilidad a un blog, más tarde o más temprano te va a tocar invertir en él. Ya sea en diseño web, en herramientas, cursos u otras fórmulas para acelerar la obtención de resultados. 😉

      Muchas gracias por leer y dejar tu opinión. ¡Un abrazo!

Deja un comentario