Identidad corporativa e identidad visual

Identidad corporativa, imagen corporativa e identidad visual… ¿son lo mismo?

Identidad corporativa, imagen corporativa e identidad visual son tres términos que estoy seguro que has oído y siempre has pensado que significan lo mismo.

Pero tengo que decirte que no es así. No son sinónimos.

Para aclararte estos tres conceptos tengo el placer de contar con Mónica Arias, una ex-estudiante de medicina que decidió dejar todo viajando hasta tierras bálticas para abandonar su zona de confort y dedicarse a su verdadera pasión: convertirse en diseñadora gráfica.

Ella no sólo va a contarte las diferencias entre identidad corporativa, imagen corporativa e identidad visual sino que va a hablarte de la tremenda importancia que tiene para tu negocio cuidar estos tres elementos.


 

Resulta evidente la conexión existente entre diseño y empresa pues es una de las piezas del puzzle que, en un mundo competitivo y con exceso de oferta, hace posible la diferenciación de nuestra compañía.

Deben acordarse de nosotros, debemos ser inconfundibles.

Parece una tarea sencilla: crear un logo resultón y, ¡voilá!, ya tenemos “imagen corporativa”.

¡Meeecccc!, error.

La creación de identidad (sin ponerle apellido, por el momento) es más que eso.

Un logotipo no es más que la punta del iceberg  de todo lo que subyace a una compañía: su historia, valores, ideología, tecnología utilizada…

Comúnmente se utilizan como sinónimos conceptos como logo, identidad corporativa, imagen corporativa e identidad visual. Pero nada más lejos de la realidad.

¡Menudo lío!

Que no cunda el pánico.

En este artículo te explico las claves para que aprendas a diferenciarlos y sepas encajar el papel que tiene cada uno de ellos en medio de la compleja esfera empresarial.

Diferencias entre identidad corporativa, imagen corporativa e identidad visual

1# Definición de identidad corporativa, imagen corporativa e identidad visual

Ambos vocablos hacen referencia a percepciones.

La identidad corporativa es la que la propia empresa tiene sobre sí misma.

Incluye su filosofía, creencias, valores éticos y culturales, estrategias… Es la columna que vertebra la existencia de la compañía.

En cambio, la imagen corporativa es la percepción que el público tiene de la organización.

Por último, la identidad visual es  la traducción simbólica de la identidad corporativa, la parte visual.

2# Veámoslo mejor con un ejemplo

Para entenderlo, podemos comparar una empresa con una persona.

Cuando conoces a alguien lo primero que ves, sin hablar con ella, es su apariencia (identidad visual).

Después de entablar conversación descubres cuáles son sus ámbitos de interés, cómo piensa, a qué le da importancia, sus creencias o ideales.

Es decir, conoces su personalidad y su modo de concebir la vida (identidad corporativa).

Tras finalizar vuestro encuentro, te vas a casa con una impresión-opinión en mente sobre esa persona, lo que podría corresponderse con la imagen corporativa.

¿Qué elementos constituyen la identidad visual?

Vale, hasta aquí todo claro ¿no?.

Entonces, ahondemos un poco más en aquello que llamamos la “apariencia” de la empresa: la identidad visual (la ropa y complementos de la hipotética persona de la que hablábamos).

Los elementos constitutivos básicos de la identidad visual que serán capaces de transmitir la esencia de  la organización son: logotipo, símbolo, tipografía y color.

Dichos elementos los veremos posteriormente plasmados en páginas webs, tarjetas de visitas, brochures o en material de oficina variado.

Intentemos analizarlos brevemente:

  • Logotipo: Según la RAE “Distintivo formado por letras, abreviaturas, etc., peculiar de una empresa, conmemoración, marca o producto”. De forma resumida podríamos definirlo como la representación tipográfica que habitualmente coincide con el nombre de la organización, la parte verbal de la marca.
  • Símbolo: imagen visual, lo comúnmente llamado “logo”. Es el signo representativo con cuya visualización debemos ser capaces de identificar de forma inmediata la entidad. Pueden utilizarse deformaciones del logotipo, iconos, figuras abstractas…Es la expresión visual del nombre que puede actuar independizada de él La parte no verbal.

Símbolo y logotipo cumplen la función de firma, a veces separados y, otras, conjuntamente.

  • Tipografía: conjunto de caracteres números y signos que poseen unas características comunes.
  • Colores corporativos: el cromatismo que definirá a tu empresa requiere de un estudio exhaustivo pues entran en juego aspectos tan complejos como la psicología del color y las connotaciones culturales. Por ejemplo, cuando pensamos en colores que transmiten serenidad y calma pensamos en los azules o los violetas, no en un rojo Ferrari. Además, se deberán tener en cuenta aspectos tan importantes como el nicho al que nos dirigimos o el tipo de producto que ofertamos pues, no es lo mismo vender un coche deportivo que un perfume para bebés.

Queda claro que la imagen cuenta. Y mucho.

Demos importancia al papel que desempeña el diseñador gráfico en la estrategia empresarial. Esta figura es clave en la generación de valor y consolidación de una compañía.

De nada sirve tener una buena idea o concepto y el mejor equipo de inversores,  si no se es capaz de transmitir nuestro producto o servicio de forma atractiva y coherente.

El tiempo es oro y resultaría frustrante que las innumerables horas de insomnio y trabajo quedaran en saco roto por no contratar los servicios de un profesional de la imagen.

¿De verdad estarías dispuesto a malgastar tu tiempo?

Y tu negocio… ¿cuida de estos tres conceptos?

Anímate a dejarme tu comentario un poco más abajo y seguimos hablando.

Imagen | Flickr

Mónica Arias
Estoy dando mis primeros pasos como diseñadora gráfica autodidacta, porque otros caminos son posibles. Disfruto una beca de emprendimiento en Vilnius, pero el mundo no tiene fronteras para mí si se presentan proyectos interesantes. Amante de los detalles y las cosas bien hechas. Te doy manga ancha para que escribas lo que quieras.

2 comentarios en “Identidad corporativa, imagen corporativa e identidad visual… ¿son lo mismo?

  1. De acuerdo con el articulo, pero se queda corto.

    La imagen visual de una empresa sí la conforma sus identificadores visuales primarios, hablo del logo (simbolo y tipo), es lo primero que visualiza una empresa, pero puede llegar a ser superficial porque de por si, no importa que tan buenos sena, no transmiten por si solo la identidad de una empresa, lo que se denomina en mercadeo “la marca” o “branding” en ingles.

    Va más allá de los lineamientos gráficos básicos (construcción, variaciones, tipografía, paleta cromatica) o los más elaborados que se plasman en un manual de identidad visual corporativa como: grafismos secundarios, marcas paraguas, papeleria, señaletica, web, fanpage etc. Se trata de crear una identidad claramente marcada que va desde el tono comunicacional (modesto, en tercera persona, tutear, sarcastico, modesto, paranoico, paternal, etc), que pasa por su identidad fotografica o compositiva en publicidad (representación de la buyer persona, maya o grillas de composición, jerarquia visual, juegos tipograficos) hasta la presentación e intervención del espacio (arquitectura, furniture, música, olores, vestimenta), todo siempre buscando la coherencia con la visión y filosofía de la empresa cliente.

Deja un comentario