Página de inicio web

9 claves para que tu página de inicio enamore a tus clientes

¿Sabías que un usuario que visita tu web tardará una media de 3 segundos como máximo en decidir si se queda o se va a otra a encontrar lo que busca?

Sí, lo has adivinado: normalmente esa otra web será la web de tu competencia directa.

Conseguir convencer en tan breve espacio de tiempo a tu cliente potencial de que se quede contigo no es tarea fácil, lo reconozco.

Pero sí es posible.

Tener una página de inicio correctamente diseñada para retener al público interesado en tus servicios o productos es un paso fundamental para lograrlo.

De esto quiero hablarte hoy: de las claves para tener una página de inicio efectiva que haga que tu público objetivo quede prendado de tu web y te ayude a retener a esos posibles clientes interesados en lo que ofreces.

Mejor aún… a que realicen en ella la acción que tú quieras para que alcances los objetivos que te hayas propuesto con tu presencia online.

 

1# Tu página de inicio debe dejar bien claro en qué puedes ayudar

Ten siempre presente un concepto fundamental a la hora de vender por internet.

Todos los que navegamos por internet buscamos solución a algún problema concreto.

Y cada uno de nosotros puede resolver a otros alguno de estos problemas.

En eso consiste precisamente la venta online mediante un sitio web o blog: en dejar claro cómo puedes echar un cable a alguien que tiene un problema (o varios) que tú puedes resolver.

Muestra cómo ayudar - Página de inicio web

En tu página de inicio debes mostrar en qué puedes ayudar a tus potenciales clientes, para que, en esos pocos segundos de decisión que te contaba al principio, ellos decidan que eres tú y no otro la mejor solución para su problema.

Por ejemplo (y sin ir más lejos), en mi página de inicio dejo claro en el primer mensaje que ayudo a personas que quieran aumentar sus clientes y ventas por internet mediante un sitio web en WordPress.

Vamos… que más concreto en menos palabras imposible, ¿verdad?

Todo el que entra ve que pueden encontrar en esta web / blog en sólo un par de segundos y qué problema puedo resolver.

Esto mismo es lo que deberías hacer tú en la web de tu negocio más pronto que tarde. 😉

 

2# Lo más importante es el contenido

Esta frase, que ya me la has oído decir (o leído) en más de una ocasión, también es aplicable para la página de inicio de tu sitio web y está intimamente relacionada con el punto anterior.

Hacer un diseño claro y conciso es importante (como te enseñaré más adelante). Pero no es lo más importante.

De nada te sirve tener el mejor diseño del mundo si tu contenido no dice absolutamente nada o no engancha con las emociones de tus posibles clientes.

Aparte de cómo tengas dispuesto el diseño de tu página de inicio, lo que realmente hará que tu visitante se quede o se vaya es que captes su atención mediante lo que le dices en tus textos.

En este sentido, el famoso (y cada vez más extendido) copywriting juega un papel fundamental.

El mejor ejemplo que se me ocurre de esto es precisamente el blog de la que, probablemente, sea la mejor copywriter actualmente de este país: Mäider Tomasena.

Echa un ojo a su página de inicio. Al poco tiempo de comenzar a leer su primer título te darás cuenta de cómo con sus palabras poco a poco te va cautivando para que quieras leer el siguiente texto. Y el siguiente, y el siguiente al siguiente…

 

3# Llamada a la acción “above the fold”

Tan importante es dejar claro en qué puedes ayudar a tus visitantes cómo qué acción principal quieres que realicen en tu sitio web.

A todos nos gusta que nos pongan las cosas fáciles… ¿por qué las personas que visitan tu web iban a ser diferentes?

Para no saturar al usuario con mil y una acciones que pueden realizar, lo mejor es que establezcas una llamada a la acción principal.

Una llamada a la acción es un mensaje, botón o enlace que busca atraer clientes potenciales y convertirlos en clientes finales.

Dependiendo de tu caso, podrías establecer una llamada a la acción en la página de inicio para diferentes objetivos cómo por ejemplo:

1. Conseguir suscriptores mediante un formulario de suscripción, ofreciendo un regalo que motive a tu cliente potencial a dejarte su nombre y su email (como ocurre en el caso de este blog).

2. Promocionar una oferta determinada por tiempo limitado de un servicio o producto para que lo compren.

3. Dirigir mediante un botón a tu página de contacto o de solicitar presupuesto.

4. Establecer un enlace o botón para realizar una reserva (para alojarte en un hotel, cenar en un restaurante o concertar una cita previa en una clínica).

5. Publicar un número de teléfono de atención al cliente para que estos puedan llamarte directamente mediante esta vía de comunicación.

Importante es que esta llamada a la acción se encuentre “above the fold”.

¿Esto que quiere decir?

Pues, básicamente, significa que la llamada a la acción se encuentre visible a primer golpe de vista nada más entrar a la página de tu sitio web, sin que el usuario tenga que desplazarse con la rueda del ratón.

Llamada a la acción "Above the fold"

De esta manera, no tendrá que andar buscando nada ni quebrándose los cascos para que realice la acción que tú quieras que haga, con el fin de alcanzar lo que te has marcado como objetivo principal de una manera simple y efectiva.

 

4# No pongas demasiada información

Si tienes una web con una página de inicio cómo la del sitio del que te hable en la entrada “12 errores que debes evitar cometer en la web de tu negocio” seguramente la persona que visita tu web se encontrará sumamente perdida, con muchas distracciones y no hará lo que tú pretendes que haga.

Es decir, no le dejarás claro cuál es la llamada a la acción realmente importante tanto para él como para ti y tu negocio.

Lo que quiero decirte con esto es que en tu página de inicio no deberías poner demasiada información.

Para ampliar o detallar más determinada información relevante a un servicio o producto concreto están precisamente las páginas de ese servicio o producto.

No caigas en el error de saturar a tu posible cliente. Llama su atención y causa en él curiosidad para que quiera seguir leyendo acerca de lo que vendes o cómo puedes ayudarle.

De esta manera, no sólo estarás consiguiendo que tu cliente potencial se informe más en profundidad únicamente de lo que le interesa (evitando aportarle información innecesaria para él) sino que además estarás consiguiendo mejorar el porcentaje de rebote de tu sitio web y, en consecuencia, tu SEO. 😀

 

5# No sobrecargues el diseño

Del mismo modo que no hay que “quemar” al lector con demasiado contenido, tampoco hay que hacerlo con el diseño.

Demasiados colores, tipografías, banners, anuncios u otros elementos pueden hacer salir corriendo a tus visitantes.

Mi consejo es que el diseño de una página de inicio debe ser simple y enfocado a la obtención de resultados. Sin muchas florituras ni distracciones que no aportan nada (o, peor aún, que restan).

Por ejemplo, en este punto te menciono el caso de los sliders de imágenes.

¿De verdad crees que alguien se va a parar a mirar los 5 o 6 sliders que tienes puestos en tu página de inicio?

Que sí, que “queda muy bonito” que se muevan esas imágenes… pero… ¿realmente están aportando algo a tu cliente?

Recuerda… en sólo 3 segundos va a decidir si se quedará o se irá.

Durante esos 3 segundos, va a “escanear” tu página de inicio para ver si puedes ayudarle… No se va a parar a leer nada detenidamente a no ser que captes su atención.

Por supuesto, tampoco se va a quedar viendo tus 5 o 6 imágenes del slider. Como mucho verá la primera.

Eso sin contar que ese slider hará que tu página de inicio sea más lenta, perjudicando tanto la experiencia de usuario como el tiempo de carga de tu sitio web y, en consecuencia, el SEO de tu web.

Después de hacer junto a mí esta reflexión… ¿no crees que será mejor poner simplemente una imagen estática junto a tu mensaje principal directamente antes que el slider?

Pues ahí quería yo llegar: mejor simplificar el diseño de tu página de inicio. 😉

No sobrecargar el diseño de tu página de inicio

 

6# No peques de querer ser demasiado original

¿Has pensado alguna vez por qué los profesionales o empresas que más éxito tienen en internet poseen en sus páginas de inicio varios elementos similares en común?

No, no es porque se copien unos de otros…

Es porque ese tipo de página de inicio es la más efectiva y funciona a las mil maravillas.

Está bien que quieras diferenciarte de la competencia, pero no que quieras reinventar lo que ya está inventado.

Hay determinados elementos o pautas (como todo lo que te he explicado en los puntos anteriores o lo que me queda aún por explicarte en los siguientes) que si están instaurados en tantos y tantos sitios web es por algo.

Eso no quita que se pueda ser un poco original en los diseños de la página de inicio.

Pero sin pasarse, ya que entonces seguramente acabarás incumpliendo el siguiente punto que voy a comentarte, el cual está directamente relacionado con este.

 

7# Piensa en tu público objetivo, no en ti

¿Has oído aquello de “para gustos, los colores”?

Pues eso…

Lo que te guste a ti, no necesariamente es lo que le va a gustar a tus visitantes o clientes potenciales.

O peor: lo que les va a ser más cómodo y práctico.

Ten en cuenta que las personas hemos cogido unos hábitos de navegación en internet y que, si empiezas, por ejemplo, a cambiar elementos de sitio sin ton ni son (como pueden ser la ubicación de los menús o del logotipo), estarás complicando la vida innecesariamente a las personas que visitan tu web.

Y ten claro esto: si se lo pones difícil a tus visitantes se van a largar en menos que canta un gallo.

Tienen muchos más sitios en internet ofreciendo lo mismo que tú (o algo similar) en los que se lo ponen más fácil… ¿por qué se van a quedar contigo?

Por tanto, que a ti te guste que el menú aparezca en la parte derecha de la pantalla en una página de tu web y que aparezca en la parte superior de otra (otro ejemplo de ser “demasiado original” como en el punto anterior) no quiere decir que sea lo mejor para quien te está visitando.

Es decir, estás pensando en ti, en lo que te gusta a ti, en lo original que quieres que sea tu web… pero no estás pensando en lo realmente importante: el público al que va dirigida y su facilidad de uso.

 

8# No tengas miedo a mostrarte públicamente

Uno de los mayores reparos de muchos de los clientes con los que trabajo en sus proyectos o me solicitan ayuda es poner una foto suya en la página de inicio.

Simplemente, les horroriza la idea de mostrarse a ellos mismos en su propia página web.

Mostrar tu foto en tu página de inicio web

Y yo te pregunto… ¿en quién confías más?

¿En alguien que se esconde tras un pseudónimo / marca o en alguien que te demuestra que no tiene por qué esconderse y se muestra públicamente sin reparo?

Resumiendo: publicar una foto tuya o de tu equipo de trabajo en tu página de inicio genera confianza.

Míralo de otro modo… estás harto de publicar fotos tuyas (no profesionales) en las redes sociales, donde mucha gente puede verte (en muchos de los casos, haciendo “el cabra” los fines de semana o en tus vacaciones).

¿Tan incómodo te resulta publicar una foto bien hecha por un fotógrafo profesional en tu propio sitio web?

Ese miedo no tiene sentido ninguno. Muéstrate y verás como más clientes de diferentes puntos del país (o del mundo) llegan hasta ti mediante tu web.

Como siempre digo, las personas preferimos comprar a personas y no a marcas. Mostrar una imagen tuya ayuda a humanizar tu página de inicio, tu web y tu negocio.

Hazme caso. Te lo dice uno que es tímido a más no poder. 🙂

 

9# Muestra tus últimas entradas del blog, pero no muestres únicamente tu blog

Si has llegado hasta aquí, habrás llegado a la conclusión de que soy partidario de utilizar como página de inicio una página estática.

Hay mucha gente que vende servicios o productos a través de internet. Muchos de ellos lo hacen a través de un blog.

Y hacen muy bien, dicho sea de paso. Si quieres descubrir por qué digo esto, te invito a que empieces hoy mismo con mi ebook y mi curso gratuito para llegar a crear un sitio web de éxito.

El error que muchos de ellos cometen es que en su página de inicio únicamente muestra las últimas entradas de su blog (o, directamente, su blog al completo).

Al hacer esto, no tienes control alguno sobre cómo potenciar en ese primer golpe de vista tan importante el verdadero valor de tus servicios, productos o de ti mismo como profesional.

Y, por tanto, no tienes el control de retener en tu web más tiempo a posibles clientes.

No sólo eso: tampoco tienes el control del SEO de tu página de inicio, ya que cada entrada del blog que aparezca aquí tendrá palabras clave muy diferentes las unas de las otras. Intentar posicionar sólo por una que te interese de esta manera es un imposible.

Es decir, utilizar sólo las entradas de tu blog como página de inicio no te sirve de nada realmente.

¡Ojo! Con esto no quiero decir que las hagas desaparecer radicalmente.

Publicar tus últimos artículos en tu página de inicio seguramente generará interés en las personas que visiten tu web tanto en tus productos y servicios como en tí como profesional o empresa, por lo que es un buen arma a utilizar.

Lo que te estoy diciendo es que no utilices únicamente ese arma.

Mi recomendación es  que combines las últimas entradas del blog con los elementos y técnicas explicados en los puntos anteriores.

Puedo asegurarte que los resultados que obtendrás para tu negocio serán muchísimo mejores.

 

Para finalizar…

Después de leer este post de más de 2.000 palabras (te doy la enhorabuena por llegar hasta aquí. Hoy me he “enrollado” más de la cuenta), espero que te haya quedado claro por qué es tan importante la página de inicio de tu sitio web y cómo puedes mejorarla para conseguir mejores resultados profesionales con ella.

Ahora te toca a ti contarme, que bastante he hablado ya hoy yo… 😛

 ¿Cómo es la página de inicio de tu sitio web?

Anímate a dejar tu comentario un poco más abajo y seguimos hablando.

Imagen | Flickr

Diseñador web especializado en WordPress y diseño gráfico de imagen corporativa. Desde 2014 trabajo como freelance realizando sitios web para clientes que desean hacer crecer su negocio a través de internet. También te ayudo a través de mi blog escribiendo artículos sobre diseño web, WordPress, diseño gráfico y marketing online.

4 comentarios en “9 claves para que tu página de inicio enamore a tus clientes

  1. mi pagina de inicio visto ahora segun tu profesionalidad que para mi es lo que más te define, es un poco recargada y no creo que sea muy desagradable tampoco pero me voy a poner a mejorarla creo. Voy a seguir tus ideas pero claro plasmar tu experiencia una persona que no la tiene y encima ” vendo ” telecomunicaciones es como el cuento del herrero. Pero te comprendo a la perfección lo que nos transmites pero otra cosa es saber cómo.

  2. Muchas gracias, yo la verdad llevo poco con el blog, desde mayo, y siempre dudo entre estatica o de blog, hasta ahora tenia la estatica con algunas entradas y me gustaba, pero he probado a poner la de blog y la verdad tambien me gusta,k lio!!! jeje
    mi blog es para turistas que vienen unos dias a Bsrcelona, 4-5 dias de media asi que quiero hacerlo lo mas visual y facil posible, bueno, voy probando y testanto

    gracias por la info, ha sido de gran ayuda

    por si le quieres echar un vistazo, en estatico uso la pagina de inicio, why this blog

    • Hola Mario,

      Al final lo más importante, más que estática o blog, es saber si esa página de inicio te está ayudando también a “guiar” a la gente a conseguir el objetivo que persigues con tu blog. Eso es lo más importante. Lo mejor de ser página estática es que controlas más los textos e imágenes que aparecen en ella y, por tanto, el SEO on page de la misma para posicionar por unas palabras claves determinadas en Google. 😉

      Gracias a ti por pasarte a leer y comentar. Un abrazo!

Deja un comentario