Problemas a la hora de lanzar una web y un blog

Los problemas que están frenando el lanzamiento de tu web y tu blog

Sabes que el futuro (casi dirías que el presente) está en internet.

Sabes que  los negocios online llevados a cabo con ilusión, ganas y mucho curro te pueden aportar esos ingresos que tanto anhelas.

Sabes que, aparte de los ingresos, puedes conseguir el estilo de vida que deseas, vendiendo servicios o productos incluso mientras duermes o estás de vacaciones (y si esto no lo sabes o te pilla de susto, ya te digo yo que es posible).

Es probable que también sepas que hay muchas personas tan sencillas y normales como tú o como yo que actualmente viven de sus proyectos en internet y de su blog.

Y si sabes todo esto… ¿por qué aún no tienes una web y un blog?

Exacto.

Por los típicos problemas que crear una web y un blog representan.

Problemas que te tienen paralizado y que hacen que no estés tomando ninguna decisión.

Problemas que están postergando eternamente el momento de lanzar ya esa web y ese blog que te permitirán conseguir todo aquello que deseas lograr en este mundo 3.o en el que vivimos actualmente.

 

¿Cuáles son tus principales barreras mentales a la hora de crear una web y un blog?

Yo, como diseñador web, sé mejor que nadie cómo te sientes al respecto.

Sé que problemas y miedos rondan tu cabeza cada vez que piensas en que es la hora de crear una web y un blog para tu negocio.

Y lo sé no porque sea más listo que nadie o porque tenga aptitudes para leer tu mente, si no por la experiencia adquirida en todos estos años tratando con diversos clientes que se encontraban en la misma situación que tú te encuentras ahora.

Pero te confesaré algo…

Más que problemas y miedos, yo diría que son excusas que te has puesto para no avanzar con tu idea. Y todos ellos tienen una solución súper sencilla que te contaré al final del artículo.

Voy a dar junto a ti un repaso a las barreras mentales que están consiguiendo que no tengas aún publicada tu plataforma online.

 

Problema 1# No sé por donde empezar. Estoy perdido

Internet es muy bueno para muchas cosas.

También para volvernos locos con la enorme cantidad de información que está a nuestro alcance a tan solo un click de distancia.

Si has empezado a indagar por Google, te habrás dado cuenta de la cantidad de opciones existentes que hay para realizar tu web por ti mismo y de que necesitas unos conocimientos mínimos de ciertas cosas (HTML, CSS etc.) para poder alcanzar los resultados que esperas y deseas.

Problemas al crear un blog y una web.

Del mismo modo, si te gusta experimentar (¡genial! ¡Eso significa que no perteneces al grupo del problema número 5! Una barrera menos :D), te habrás dado cuenta que estas soluciones no son siempre fáciles de llevar a cabo por uno mismo a menos que inviertas muchas horas, días, meses o incluso años en aprender a utilizarlas y a sacarles el máximo partido.

Lo que puede que te haya llevado al siguiente problema de la lista…

 

Problema 2# No sé hacer una web ni me interesa aprender a hacerla

Bueno, si no sabes hacer una web ni quieres aprender…estás en todo tu derecho, por supuesto.

De hecho, te entiendo perfectamente. No todos tenemos que saber hacer de todo.

A mí no se me ocurriría, por ejemplo, ponerme a arreglar una tubería que se haya estropeado en mi casa porque no soy fontanero y sí un auténtico manazas (lo siento, nunca me han gustado los trabajos manuales. Ni siquiera cuando era peque). 😛

Yo mejor que nadie soy consciente de lo complicado que puede resultar aprender tantas y tantas cosas que hacen falta para realizar una web y un blog profesional en condiciones.

Porque una cosa sí que te voy a decir…

Que no te cuenten milongas los de 1&1, Wix o empresas similares que te dicen que hacer una web es poco más que poner un texto y una foto tu mismo y esperar a recibir clientes.

En serio, no te tragues ese cuento (que encima es un cuento sin final feliz para ti y por el que te sacarán la pasta todos los meses por nada).

Diseñar y crear una web profesional implica varias tareas y conocimientos:

  • Aprender conceptos de diseño para dotar de un mínimo de estética a la maquetación de tu web y tu blog.
  • Aprender CSS, HTML, algún que otro lenguaje de programación como PHP…
  • Saber contratar un dominio y un alojamiento.
  • Planificar el diseño de la web en función de los objetivos que pretendas conseguir.
  • Si quieres administrar tu propia web sin andar siempre peleándote con código, instalar un gestor de contenidos como WordPress y configurarlo.
  • Escoger una buena plantilla, limpia en su código y bien optimizada.
  • Instalar los plugins correctos para dar las funcionalidades que deseas.
  • Instalar y configurar plugins de seguridad para proteger tu web, tu blog y sus contenidos.
  • Instalar y configurar algunos plugins más para mejorar el rendimiento de la web.
  • Maquetar todos los contenidos de páginas y entradas de un blog.
  • Creación de menús.
  • Implementar y conectar tu herramienta de email marketing con la web y el blog.
  • Tener al menos unos conocimientos mínimos sobre SEO y llevarlos a cabo correctamente.
  • Controlar el manejo de WordPress, así como la creación de nuevos contenidos y edición de los antiguos.
  • Cuidar de los temas legales o de privacidad y crear sus páginas correspondientes en tu sitio.

Podría seguir, pero no quiero alargar hasta el infinito y más alla (como diría el mítico Buzz LightYear de Toy Story) el artículo.

Así que… eso… lo que te decía antes: que entiendo perfectamente que no tengas ganas ni interés en aprender todas estas cosas que puedes tardar meses o años en dominar.

Yo mismo llevo formándome de manera continua desde el año 2007 en este ámbito y otros relacionados para haber podido llegar a tener este blog que tienes delante de tus ojos, con lo que soy perfectamente consciente que aprender y dominar todo esto es una tarea que requiere de bastante tiempo, esfuerzo y paciencia.

Ah, sí… el tiempo…

 

Problema 3# No tengo tiempo para hacer una web porque no puedo desatender mi negocio ni mi trabajo actual

Puede que estés en otra situación: que no te falten ganas de crear una web por ti mismo pero que, simplemente, te falte tiempo.

Tiempo que seguramente, en su mayor parte, está consumiendo tu puesto de trabajo actual o tu negocio.

Me falta tiempo para crear un blog y una web

Ponerse a hacer una web supondría desatender tu trabajo y a tus clientes. Algo que no puedes permitirte.

Abandonar la actividad en la que eres realmente bueno, rentable y que paga tus facturas todos los meses para ponerte a hacer una web que a saber si conseguirás hacer como debes y quieres o que desconoces cuanto tiempo va a llevarte finalizar…

Pues sí. Igual es un poco locura.

Pero puede que estés un poco loco y hayas decidido lanzarte a la aventura de intentarlo. En ese caso, puede que tu problema sea el número 4.

 

Problema 4# Ya he intentado hacer una web por mi cuenta, pero no consigo los resultados que deseo

Esto es un problema directamente derivado del número 2.

Si te has aventurado a hacer una web y un blog sin los conocimientos necesarios, lo más probable es que los resultados a nivel estético y de resultados no hayan sido los mejores (eso suponiendo que hayas llegado a conseguir algo por básico que sea, claro).

A menudo recibo correos de muchas personas que me solicitan ayuda o consejo y me preguntan por qué su web no les está funcionando o cómo la pueden mejorar.

Cuando les pido la URL de su web o su blog…me encuentro con cada cosa que tira para atrás.

Suelen ser webs y blogs que nada más entrar te dan ganas de salir corriendo de ellos a nivel estético, muy poco intuitivos en la navegación, que no captan suscriptores ni tienen blog o que no cuentan con una estrategia de marketing online bien definida.

Como te he dicho antes, existe la idea generalizada que hacer una web es algo sencillo, pero en realidad no lo es. Y la prueba de ello son todos estos casos que te comento.

Conclusión: han perdido su tiempo y siguen en el punto de partida. Tener esto es igual que no tener nada de nada.

 

Problema 5# Soy tecnófobo y creo que jamás podré administrar un sitio web

O lo que es lo mismo: te consideras un negado con la tecnología hasta el punto de no querer tocar ni el ratón de tu PC por miedo a que ocurra cualquier catástrofe irreparable.

Y vale, puede que seas un negado con la tecnología, pero al principio me has dicho que eres consciente que el futuro está en internet.

En consecuencia, también eres consciente de que este miedo lo tienes que superar sí o sí.

Nadie nace sabiendo. Yo tampoco. De hecho, yo nunca paro de aprender cada día en esta profesión a la que me dedico.

Te aseguro que este miedo no tiene sentido ninguno. Existen soluciones para gestionar tu web bastante sencillas y utilizables por cualquier usuario independientemente de sus conocimientos en la materia.

Probablemente, lo único que necesitas es alguien que te descubra esas herramientas y que te guíe en el proceso de aprender a utilizarlas para sacar esos miedos afuera. 😉

 

Las consecuencias de no tener tu web y tu blog ya funcionando por culpa de estas barreras mentales

Pues te estás perdiendo muchas cosas. Todas ellas buenas o muy buenas.

Pero si tengo que destacar algunas de ellas serían las siguientes…

1. Sin web y sin blog, no estás atrayendo clientes ni generando ventas por internet, con lo que o bien tienes que ir tú a buscarlos o bien tienes que gastarte una pasta en comerciales que hagan esta tarea por ti.

2. Si vas tu a buscar estos clientes, estás perdiendo dinero en combustible y mucho tiempo en reuniones presenciales improductivas con clientes que no están interesados en lo que les ofreces o que te piden que reduzcas tus precios al máximo.

Tú los buscas a ellos, no ellos a ti. Por eso te regatean. Es así de simple.

Sin contar que otra vez estás perdiendo tu tiempo con lo valioso que es. ¿Acaso no sabes que el tiempo es de las pocas cosas que no podemos comprar?

3. Estás dando ventaja a tu competencia directa, aquella que ya sí está inmersa en este mundo 3.0 y cuenta con una web, un blog y un sistema de atracción de clientes por internet.

4. Cuando acabas tu jornada laboral, cierras la posibilidad de vender mientras haces cualquier otra cosa.

Esto con una web y un blog no pasa. Tú puedes estar jugando con tus hijos, cenando tranquilamente o durmiendo mientras que gracias a tu plataforma digital se generan nuevas ventas.

5. Te estás quedando desfasado. Más pronto que tarde casi todo se venderá y comprará por internet, ya sean productos, infoproductos, formación o servicios. Si no te adaptas pronto a este cambio, es más que probable que pronto tu negocio no tenga el volumen de trabajo suficiente y acabe cerrando.

 

Para finalizar…

Como te decía al principio, bajo mi punto de vista, en realidad esto son sólo excusas que te estás poniendo a ti mismo.

La solución a estos problemas es sumamente sencilla y evidente.

Debes dejar asesorarte y delegar esta tarea en un profesional o nunca jamás lanzarás tu web ni tu blog, ni tampoco avanzarás hacia la vida que quieres vivir mañana.

¿Te has sentido identificado con alguno de estos miedos, problemas o barreras?

Anímate a dejar tu comentario un poco más abajo y seguimos hablando.

Diseñador web especializado en WordPress y diseño gráfico de imagen corporativa. Desde 2014 trabajo como freelance realizando sitios web para clientes que desean hacer crecer su negocio a través de internet. También te ayudo a través de mi blog escribiendo artículos sobre diseño web, WordPress, diseño gráfico y marketing online.

Deja un comentario